FUTBOL   

VIAMONTE CANTO BAJO LA LLUVIA

Tres puntos de oro se trajo el “Decano” en Nueve de Julio ante Once Tigres en un emotivo partido jugado bajo inclemencias adversas. Fue un 3 a 2 que le sirve para posicionarse nuevamente en la pelea por clasificar.

Publicado el | 345 visitas

Un verdadero partidazo se vivió de principio a fin en el “Coqueto”, la casa de Once Tigres, por la segunda fecha de la Zona 8 del Torneo Regional Federal Amateurs, Región Pampeana Norte que organiza el Consejo Federal de AFA.

Con el arbitraje del linqueño Darian Roldán y con una demora de 15’ se iniciaba el trámite. Las razones esgrimidas al respecto es que la institución local no presentaba las pelotas autorizadas exclusivamente para este certamen, a lo cual hubo reclamo al respecto por parte de la delegación toldense. En definitiva, de mutuo acuerdo y consentimiento, fue el propio equipo de Viamonte FC quien puso a disposición los balones para que pudiera dar arranque al cotejo. La intención indudablemente era jugarlo, pero siempre teniendo en cuenta las disposiciones establecidas por reglamento. Allegados al dueño de casa sostenían que el pedido se había formalizado pero hubo demoradas en la entrega correspondiente.

Además de esta situación, un invitado inesperado si se tenía en cuenta la jornada diurna, fue la aparición repentina  de un intenso frio y viento muy fuerte, por momentos arremolinado que hacía muy dificultoso el traslado de la redonda, jugar por abajo o darle el destino adecuado.

De todas maneras esto no impidió que observáramos un entretenido primer tiempo, donde en los iniciales minutos el local intentaba ir sobre las barbas del debutante arquero Gonzalo García Iglesias que salió a defender el arco del conjunto de Pablo Quiroga, sobre todo en un par de remates del 10 “xeneise” Agustín Martínez.

Pero poco a poco Viamonte se fue acomodando en el terreno de juego, ajustó las marcas, apareció el talento de Nicolás Gutiérrez, muy bien acompañado por Juan Manuel Azil, las subidas de Alsina y la voluntad de Arca, para llevar peligro al arco defendido por Franco Costanzo. Ese dominio territorial, de posesión de pelota se dio hasta culminado los primeros 45’ donde ambos ofrecieron muchas ganas, voluntad y sobre todo intenciones de lastimar a su rival, aunque injustamente ambos se fueron al descanso sin poder convertir.

El panorama para el complemento cambió absolutamente, pero al frio y al viento se le agregaba el agua que empezó a caer incesante sobre el terreno de juego, haciéndose por momentos intensa. Pero ante tantas adversidades climáticas por suerte también empezaron a aparecer las emociones. La primera de ella se dio apenas se jugaban 5’, de una salida rápida por el sector de media cancha, habilitación para Nicolás Gutiérrez que trepa la banda izquierda, en una gran corrida de 40 metros, ingresa al área, cuando le sale el arquero remata al medio para que Lucero acompañando la jugada solo tuviera que empujarla al gol. Casi toda del talentoso volante para que el “Correcaminos” le diera el último pase a la red.

Salió el dueño de casa a buscar rápido el empate, que lo conseguiría cuando el reloj marcaba los 14’, de una falta fuera del área, levemente inclinado por izquierda, una soberbia ejecución de Emiliano Perujo, la comba perfecta para clavarse en el ángulo superior derecho de García Iglesias que nada pudo hacer a pesar de la estirada.

El partido no daba tregua, iban y venían, el terreno aguantaba a la perfección pero se hacía rapidísimo,  los dos querían ganarlo. A los 19’, otra de las tantas trepadas de Tomás Alsina (uno de los puntos altos) ingresa al área, es derribado por Rabán, no duda el árbitro en marcar la pena máxima que Nicolás Gutiérrez con toque sutil a la izquierda del arquero ponía el 2 a 1.

Ventaja que duraba muy poco, porque otra vez el Tigre llegaba a igualar, esta vez por una nueva pelota aérea que caía dentro del área visitante, gana Agustín Rabán para meter un frentazo y dejar sin chances nuevamente al portero García.

A esta altura, promediando el complemento ya era un verdadero partidazo, una batalla en cada sector del campo de juego, se ponía, se metía, dejaban todo, la sensación que algo más iba a pasar estuvo siempre, solo faltaba saber quién lo iba a padecer y quien gozar, aunque los minutos iban transitando rápidos.  Y fue Viamonte otra vez que aprovechando al máximo una desinteligencia en el fondo, entre un defensor y el arquero Costanzo que no sale decidido, la “pellizca” el ingresado Julián Vázquez, gana la posición, la pelota sale hacia el arco, donde tiene que meterla solamente bien apretada contra el palo izquierdo.

Con el tiempo adicionado al reglamentario (5’), Once Tigres casi lo empata, una salvada providencial en la línea misma, demostraba lo que había sido el trámite, las emociones, las vibraciones y pulsaciones a mil, contra todas las adversidades que le dieron un condimento especial a este gran partido.

Lo termina festejando Viamonte, tres puntos que valen oro, luego se su traspié en el debut, pero ahora dejando demostrado su templanza, voluntad, momentos de buen juego y la tranquilidad de muchos puntos altos en varios de sus protagonistas que vuelven a soñar con la clasificación a pesar de lo prematuro de las fechas. Queda mucho recorrido aún, pero el camino será este, sin dudas….

FORMACIONES Y ESTADISTICAS

ONCE TIGRES (2)

Costanzo, Acosta, Cortés (Anriquez), Losada (Ascani), Mareco (Negrete), Bracco (c), Rabán, Castillo, Perujo, Martínez y Aguerrido (Starna)

SUPL.: F. Cacho, Quiroga y San Miguel

DT.; Luis Farías

VIAMONTE FC (3)

Garcia Iglesias, Barzola, Alsina, Carranza (Vázquez), Véliz, Ballesteros, Lucero (c), Azil, Arca (Llano), N. Gutiérrez y Barros (Castillo)

SUPL.: Coria, Tolosa Lisazo, Remolgao y Mauro

DT.: Pablo Quiroga

ARBITRO: Darian Roldán (Lincoln)

ASISTENTES: Enzo Pereyra y Pedro Irusta

GOLES: ST. 5' Lucero (V), 14' Perujo (OT), 19' N. Gutiérrez -p- (V), 22' Rabán (OT) y 43' Vázquez (V)

INCIDENCIAS. El partido comenzó demorado por problemas con los balones.

 

IMAGENES