FUTBOL   

VIAMONTE – COLIQUEO UN EMPATE ACORDE A COMO SE BRINDARON

El segundo partido de este sábado, horario nocturno en el barrio Belgrano, el local y el “Rojo” repartieron puntos. Llano abrió la cuenta para el Decano, lo empató Acuña, lo daba vuelta Nicolás Rodríguez y sobre el final Ponce de penal el 2 a 2

Publicado el | 357 visitas

Se esperaba un encuentro de trámite movido, vertiginoso, entre dos equipos que proponen, atacan, confían en el poderío y el momento que atraviesan sus delanteros en este certamen. Y así se dio, casi un palo por palo, trasladándolo al ring una especie de golpe por golpe, En ese contexto fue el dueño de casa que se encontró con la apertura, cuando a los 15’ el goleador del certamen ingresando por izquierda de ataque, mete una “vaselina” que se le cola a Silva. Coliqueo se insinuaba peligroso, sobre todo cada vez que le tocaba intervenir a Piccirillo que causaba problemas. A los 36’ llegaba el empate para la visita, una pelota que queda dando vuelta en el área, el oportunismo de Acuña para meter un remate bajo, seco, entre varias piernas, dejando sin chances a Duarte. Esta primera mitad ofrecía también varios condimentos extras, peligro en las áreas, pelota parada, bien resueltas en oportunidades por los arqueros.

En el complemento con un fuerte viento que favorecía al conjunto “Decano”, adelantó sus líneas, se plantó en terreno rival, lo fue a buscar, mientras que Coliqueo esperaba, buscando acertar alguna contra, como así ocurría a los 36’ cuando Nicolás Rodríguez hacía delirar a la muy buena cantidad de parciales que cubrían el sector visitante. Viamonte fue por todo, aún a riesgo de exponerse a las salidas en velocidad del conjunto de Esquivel. A los 42’ llegaría la polémica de la noche, Barros encara al área, apareado por un central, se “aparea”, se recuesta sobre su cuerpo y al mínimo roce cae desplomado, sanciona Mariano Gómez la pena máxima ante la generalizada protesta de todos los jugadores vestidos de rojo, que interpretaban que no había habido contacto que motivara la caída del diminuto delantero. Francis Ponce se hizo cargo de la ejecución, con remate bajo, al medio, decretando el 2 a 2 que terminaría siendo definitivo, en un clima final cargado de nerviosismo, protestas, empellones, que lamentablemente terminaron empañando un entretenido partido de fútbol. Sensaciones encontradas, para Viamonte rescatar un empate sobre el final que le permite seguir arriba, a Coliqueo la bronca lógica de perder la chance clara de seguir ascendiendo y haber quedado cerca de la punta,

IMAGENES