FUTBOL   

SPORTIVO LA CENICIENTA DEL INTERLIGAS UNICO LIDER DEL GRUPO “B”

Contra todos los pronósticos, pero en silencio, con humildad cerró una gran primera rueda en una zona por demás complicada. Esta vez ganó como visitante a O’Higgins

Publicado el | 861 visitas

Su andar irregular en la primera parte del año, que lo depositó en el Torneo local en un incómodo sexto puesto, solamente por delante de Coliqueo y Defensores, conforme eso, la lotería de los números lo mando a una zona donde parecía por demás complicada: el subcampeón toldense, y el tercero de Chacabuco, pero que además de armados ambos, apostaron fuerte a reforzarse.

Pero nada de eso importó al equipo que conduce y maneja Gonzalo Márquez, aquel envión anímico que le significó la victoria en el debut ante River, luego sobrepasar otra prueba de fuego igualando en la mismísima “Loma” ante Alsina, lo hizo entender que estaba mucho más que para ser un simple “invitado” a la fiesta de los gordos.

Así con convicciones, ideas claras viajó a la vecina localidad de O’Higgins donde lo esperaba el equipo en la previa más débil del grupo. El tema era no relajarse, demostrar que era más, no sobrar a un rival que venía golpeado, de sufrir dos duras derrotas, encima ambas por goleada y salir a jugarlo respetando a su oponente.

Y así cumplió con lo que fue a buscar: la victoria y que se daba en el primer tiempo. El hombre llegado como refuerzo Cabrera que ya había demostrado sobrada condiciones, como si fuera poco esta vez le agregó el gol, que se produjo tempranamente apenas en 10’ de juego.

Minutos más tarde a los 25’ sorprendería con otro hombre más dedicado a la marca que a lo ofensivo, Martínez estiraba la cuenta, y el “Ciclón” comenzaba a tomar confianza, a dormir el trámite, buscar manejarlo. Todo iba sobre rieles, hasta que antes de finalizada la primera mitad, minuto 40 el dueño de casa conseguiría el descuento por medio de Gabrielli, para dejar abierta las posibilidades en el complemento que se vendría.

A la vuelta del descanso obligado por las circunstancias el local salía a vender cara su derrota, con muchas ganas, esfuerzos, pero carente de ideas. Sportivo sufría la expulsión de Bazán, se le empezaba hacer cuesta arriba el partido, sin embargo pudo aguantarlo, por la experiencia de sus hombres y terminar no solo festejando una victoria valiosísima, sino también la punta en soledad del Grupo “B”, donde incrédulamente los pesos pesados miran desde abajo.

Claro está, que el próximo fin de semana tendrá una parada por demás compleja, cuando tenga que viajar a Chacabuco para enfrentar al entonado River que seguramente intentará vengar aquella derrota del debut en los pagos de Zavalía.