FUTBOL   

OTRA VUELTA OLIMPICA PARA EL MULTI-CAMPEON ALSINA

Luppino sobre el final, Véliz un minuto más tarde, le dieron dramatismo a un partido cargado de emotividad y vertigo. El "Tifón" vuelve a coronar con su 4ta división otro título, como ya viene acostumbrando.

Publicado el | 267 visitas

Dos equipos acostumbrados a jugar finales en esta división. Casi se conocen al dedillo, a la perfección. El multi-campeón Alsina y su archi-rival Viamonte. Ambos llegaron ganadores de grupo, los dos dejaron rivales complicados en el camino y el destino nuevamente los pondría a prueba, revalorizando choques casi permanentes, como para no decir que “el fútbol da revanchas siempre”.

Pero esta versión venía con otros condimentos extras: una semana atrás en la IDA, jugada en “La Loma”, el conjunto “Decano” había tenido un partido casi perfecto (hay que tenerlos para sacar ventaja en series tan parejas) y al cabo de 90’ de juego finalizaba goleando a su contrincante, casi propinándole un golpe de knock out, abultado 3 a 0, como para refregarse las manos, e ir pensando en la revancha, que más allá que podría ser un trámite, solo aguantar, o jugar con la desesperación de su rival, máxime sabiendo que son muy escasas las oportunidades como estas, que se saque semejante luz de ventaja.

Pero esto sería solo el principio de una mini-serie que comenzaría ese mismo martes 11, cuando desde Chacabuco nos anoticiamos de una protesta presentada en primera división,  contra el Viamonte FC por la supuesta mala inclusión de un jugador dentro del listado, que debía purgar una fecha de suspensión por haber llegado al límite de las amonestaciones, y como ya explicáramos con anterioridad en nuestro espacio. Claro que a esta serie se le agregaba el capítulo, donde ese mismo jugador había sido titular en el 3-0, un resquicio  suficiente para también recurrir a los organismos disciplinarios, presentando el correspondiente escrito de protesta. El error estaba demasiado claro, siquiera daba lugar a defenderse, solo acatar, aceptarlo, con la bronca lógica, asumir responsabilidades y salir a jugar otra vez, aunque ya con un resultado adverso, pero con el aliciente de solo un gol de diferencia, la mínima, nada imposible si se pensaba en repetir el mismo encuentro de 7 días atrás.

Pero claro está, difícil haya dos partidos iguales, siquiera parecido. Esta tarde-noche, como correspondía y empujado por las obligaciones, Viamonte salió a comerse crudo a su rival, un poco de todo, el cúmulo, la bronca contenida y esa sed de revancha.

El vestido de “rojo” plantado en terreno contrario, el “tifón” esperando bien firme atrás, con una doble línea defendiendo, y para la contra solo Luján. Pero carecía de juego asociado, entonces mientras los minutos transcurrían cada jugador visitante pretendía sacársela de encima, llamativamente acostumbrado a otro tipo de juego.

Yanquelén tapa una pelota impresionante, balas que picaban por los palos, de contra casi la mete Luján, pero las situaciones no abundaban, entonces se retiraban al descanso en 0.

A la vuelta del descanso seguramente en el vestuario visitante algún tirón de orejas, porque el equipo se animó a un poco más, tranquilizarse e intentar tener más contacto con la redonda, poco a poco lo fue emparejando, y más vivaz el trámite se transformó en un ida y vuelta permanente, aunque el correr de los minutos hacían mella en los locales, que cada vez más apurados y desesperados equivocaban las vías para llegar a Yanquelén.

Los cambios le dieron aire y dinámica a la visita, sobre todo Gorostiague por izquierda ganaba en velocidad. Cuando ya el tiempo expiraba, parecía todo llegar a su fin, como de un cuento aparecían las emociones. A los 45’ una jugada por izquierda de ataque, la aparición del ingresado Martín Luppino para reventar la red del arco defendido por Guastelli.

Pero sin respiro, se saca del medio, y en un solo minuto Viamonte consigue lo que no había podido lograr en los 90’, Lucas Véliz dentro del área sentencia y pone el 1 a 1. Partido increíble, dramático, la visita jugaba con uno menos por la expulsión de Torregiani, el clima era terrible, las protestas de todo el sector dueño de casa que entendía Calógero había omitido un par de faltas dentro del área. El local iba por todo, a matar o morir, Alsina quería tener la pelota lo más lejos posible, pero ésta parecía un boomerang, para colmo 6’ adicionados al reglamentado, que parecían eternos que se fue transformando en 8’, pero que la desesperación no dejaba pensar en claro, entonces el pitazo final del árbitro trajo todo el alivio para un lado y la tristeza, desazón del otro por la derrota consumada, aun sabiendo que este par de resultados, o los 180’ le fueron favorables en la sumatoria, pero que contra los papeles, los artículos y reglamentos no se pudo. Como acontecía un par de días atrás el sabor amargo de la despedida.

El equipo de Ibarra en tanto terminaba dando rienda suelta a su alegría, recibiendo su capitán Véliz el trofeo por parte del Presidente de Liga Toldense (antes se había coronado al subcampeón) ofreciéndoselo a su gente que se dio cita en un importante número. El nuevo título quedaba consumado y viajó a las vitrinas de la sede de Avda San Martín.

FORMACIONES Y ESTADISTICAS

VIAMONTE FC (1)

Guastelli ©, Frega, Carranza, Firmapaz, Mauro, Silva, Morillas, Lucero, Vaquero, Véliz y Cabral (Vera).

SUPLENTES: Coria, Lisazo, Lara y Pereyra

DT.: Nélson Gómez

 

ALSINA (1)

Yanquelén, Torregiani, Deluca, Véliz ©, Patti, Martínez (Luppino), Ogando (Avila), Cabrera, Luján (Baiz), Villa y Lombardo (Gorostiague)

SUPLENTES: Moyano

DT.: Fernando Villa

 

ARBITRO: Gustavo Calogero

 

GOLES: ST. 45’ Luppino (A) y 46’ Véliz (V).

INCIDENCIAS: ST. Exp. Coria y Carranza (V). Torregiani (A)

IMAGENES