OTROS   

NOTA EDITORIAL: CUANDO UNA NOTICIA MAS QUE INFORMAR PRODUCE CONFUSIÓN, DUDAS Y UN ESTADO DE ALERTA

Sobre un artículo aparecido en un medio regional que hace referencia a un “Supuesto Abuso” por parte de un profesor de educación física en nuestro distrito.

Publicado el | 558 visitas

Quienes estamos siendo parte de un medio, sea cual fuere, televisivo, radial, gráfico, virtual, sabemos que nuestra premisa es INFORMAR, hacer conocer a quienes nos siguen lo que está ocurriendo: lo que pasó, la actualidad o bien lo que puede o va a ocurrir.

Ahora bien… hay ciertos momentos que cuando abrimos un dial, un canal o una página nos encontramos con noticias que realmente alarman, impactan fuerte, sobre todo cuando nos toca de cerca, muy cerca, mucho más cuando sabemos “o suponemos” que son gente que están en permanente contacto (sería éste nuestro caso, por estar dedicado al deporte).

A lo que queremos llegar: nos sorprendió sobremanera un artículo aparecido en un medio regional, de la siguiente manera:

GENERAL VIAMONTE

Un título: “Denuncian a un entrenador de inferiores por presunto abuso”

Luego lo sigue un escrito (foto ilustrativa).

Y claro, lógico… ¿Cómo no encenderse todas las alarmas?

Los pelos de punta, empezar a conjeturar, sacar conclusiones…¿Cómo, donde, cuando.. quién?

Sobre todo ese QUIEN!! En una comunidad como ésta, tan pequeña, donde nos conocemos todos, quién acaso no sabe de los entrenadores de fútbol infantil?, no son tantos, conocemos hasta sus apodos, sus medios, sus costumbres, SU FAMILIA…

Tremenda noticia que nos dejó prácticamente paralizados… (Imagínense el gremio de los entrenadores de inferiores).

Nuestro grupo (de periodistas) como yo, o como todos, altamente sorprendidos, nos movilizamos rápido, se movilizaron, había que darle al menos un sentido de claridad, llevar tranquilidad, o si así no fuere, al menos despegar a todos aquellos que son ajenos a la funcionalidad y que a través de ese ESCALOFRIANTE INFORME los ponía a todos en una igualdad de sospechados…

A que conclusión se arribó?. Como siempre reservando y conservando  nuestras reservas de identidad y las fuentes pudimos establecer que el hecho, posiblemente sí habría ocurrido, pero que precisamente no es en nuestra ciudad, en ninguno de nuestros clubes, sino en una localidad, y que el acusado no sería tampoco un conocido de nuestro medio, sino de una ciudad vecina.

Sí sería bueno (muy bueno) que todos y cada uno a quien les compete de informar al respecto se lo haga en forma criteriosa, medida, sin demasiado hermetismo, mucho menos teniendo en cuenta que sobre esto hay valores tan preciados como la HONESTIDAD del ser humano.

No se lo puede siquiera poner en un manto de sospecha, ni dudas.

A quienes tienen el deber y derecho de administrar justicia, también la colaboración necesaria, para que la INFORMACION salga de la manera más clara posible, evitando de esta forma las dudas, las sospechas de seres inocentes que solamente se ocupan de realzar su trabajo noblemente, más aún cuando de niños o chicos se trate.

No somos paladines de la justicia, ni pretendemos serlo, pero de muy mal gusto invocar una profesión tan noble como la de “entrenador de inferiores” para poner sobre todos ellos un manto de dudas en un hecho tan patético y bochornoso…

NUESTRAS INFERIORES, NUESTROS PROFES, A DIOS GRACIAS…GOZAN DE BUENA SALUD!!!