FUTBOL   

EN UN PARTIDO DE ALTO VUELO, ALSINA DEJO EN EL CAMINO A 9 DE JULIO

Prácticamente repitieron lo visto hace una semana atrás, mismo resultado que le permite al conjunto de “La Loma” meterse en la final de este primer Interligas Chacabuco-Los Toldos

Publicado el | 262 visitas

Nos habíamos quedado “pipones” hace unos días atrás con el partido de IDA, no solo por el fútbol desplegado en uno y otro, sino por las situaciones, la emotividad, lo cambiante, está bien que en esa oportunidad el clima conspiró contra el normal desarrollo, no obstante lo cual brindaron un gran espectáculo.

Este sábado el escenario era otro, distinta ciudad, el clima completamente diferente, pleno sol, pero coincidentemente un terreno de juego presentado en las mejores condiciones. No había excusa para que los protagonistas volvieran a repetir un encuentro al menos con similares características. Ambos proponen lo mismo, dos equipos ofensivos, con entrenadores que intentan mirar el arco rival como principal objetivo, defenderse en este caso no es el fuerte de ninguno. También es cierto, había un resultado previo, que obligaba a uno a darlo vuelta y al otro a mantenerlo. Pero desde el inicio, los roles parecieron estar invertido, la visita no se quedó a esperar que pasaba, dejar venir a su rival, propuso un “golpe por golpe”, y en ese contexto otra vez hubo un factor, mejor dicho un jugador que sacó provecho: Piccirillo volvió a transformarse en una verdadera pesadilla por su sector izquierdo, cada vez que atacaba, amagaba o en velocidad superaba ampliamente a su marcador Collep o las marcas que se alternaban. Lo tuvo Alonso después de un pase atrás de Piccirillo, llegaba muy bien Solares acompañando siempre, faltaba la finesa de Starna, el gran goleador ausente de ese sábado.

Por el lado de las camisetas blancas, Matías Díaz tuvo que hacerse cargo del equipo, se lo puso al hombro y era el generador de las mayoría de los ataques locales. Bruschi se debatía arriba, acompañado con Cibiriain, pero Tamburini no aparecía en su esplendor, Blanco se mostraba impreciso y errático en la distribución.

El partido fue transcurriendo en su primera hora sin goles, pero movido y jugado cerca de las áreas. Se rompe precisamente de una pelota parada, de la centésima falta que le convertían al talentoso Piccirillo vuela una pelota a modo de centro, intenta despejar el grandote arquero Keiser, una perfecta carambola para que impacte en la cabeza de Guidi y vaya a golpear el fondo de la red.

Alsina no se metió atrás, ajustó las marcas, fue sólido, y a los  41’ de un ataque local, sale una contra letal, de manual, cuatro jugadores disparados como flechas, vestidos de celeste y blanco ante un retroceso poco armonioso, y terminó como tenía que terminar, nacía por izquierda, terminaba por derecha, ante la entrada en soledad de Solares, que frío como un tempano mete un remate seco, violento, cruzado que vence la resistencia del “1” para poner en 2 a 0.

Poco duraba esa ventaja, ya que un minuto más tarde, en uno de los pocos errores que comete la defensa visitante, por no revolearla le queda al punta Cibiriain, que con remate cruzado vence a Bartoletti, para dejar al “Lobo”” al menos con vida, y retirarse al descanso un poco más cómodo.

A la vuelta del descanso, cambiaron los roles, por la obligación lógica, y porque Alsina se retrasó unos metros. Los de Gambini debían marcar dos goles, al menos para forzar una definición desde el punto penal. Fue Matías Díaz a los 14’ quien le daba el empate desde un tiro de larga distancia, precisión y justeza para meterse contra el palo derecho de Bartoletti, bien abajo y decretar el 2 a 2.

Tremendo partido, con la desesperación del local que empezaba a empujar, cambios bien ofensivos, dos pelotas parada muy cerca del área, que Díaz no supo usufructuar, la seguridad de Bartoletti ganando en las alturas, pero con el correr de los minutos, la desesperación, el cansancio propio de los actores, aparecía a los 40’ el ingresado Planté por sector derecho, después de una habilitación y con toque sutil, cruzado manda la pelota al fondo del arco, cuando acompañaba Starna para empujar, pero ya no hacía falta, ese beso con la red, le daba el desahogo necesario a un equipo que en la sumatoria de los 180’ había merecido quedarse con esta llave. Nueve de Julio fue una verdadera prueba de fuego, realmente dos equipazos, en la que por estas cosas del fútbol, uno debe quedar en el camino, y el otro seguir, pero sin dudas que bien ganado y con la cabeza en alto el mote de CANDIDATOS.

FORMACIONES Y ESTADISTICAS

NUEVE DE JULIO (2)

Keiser, Velázquez, Rocca, Collep (Frontera), Blanco, Durante ©, Díaz, Flores, Bruschi, Tamburini y Cibiriain (Zanotti)

SUPLENTES: Cruz, Méndez y Stupiello

DT.: Mario Gambini

 

ALSINA (3)

Bartoletti, Espinaso, López (Costa), Cañón, Cabral, Guidi, Alonso, Solares (Tobal), Starna, Piccirillo © e Iparraguirre (Plante)

SUPLENTES: Yanquelén y Serraiti

DT.: Luis González

 

ARBITRO: Gustavo Calógero

LINEAS: Leo Lozano y Miguel Morales

 

GOLES: PT. 35’ Guidi (A), 41’ Solares (A), 42’ Cibiriain (9J). ST. 14’ Díaz (9J) y 40’ Plante (A)

INCIDENCIAS: No hubo

 

RESULTADO GLOBAL: Alsina 6 – 9 de Julio 4

IMAGENES