FUTBOL   

AFUERA Y ADENTRO, ALSINA VIVIO UNA GRAN FIESTA

Con un masivo apoyo de sus parciales, los jugadores entendieron el mensaje, hicieron un gran partido, golearon a Peña la 12 por 5 a 0, y acarician el sueño de ganar su primer Interligas.

Publicado el | 401 visitas

Rápido y ansioso, pareció meterse al terreno de juego el equipo “tifonero””, ni siquiera esperó que lo hiciera primero su rival. Vestido con su camiseta alternativa identificada con los colores de Juventud Unida (la roji-negra) que hacía mucho tiempo no vestía, dejando su tradicional bastonera celeste y blanca.

Desde atrás del alambrado su gente armaba una fiesta de colores, papeles, humos, banderas y un incondicional, incansable aliento, entendiendo también ellos que debían jugar “su” partido.

Fue la primera conexión, el primer romance que los players de González debían retribuirle con el juego acostumbrado, sobre todo con el demostrado en las instancias finales, ya que evidentemente este equipo había ido de menor a mayor.

Apenas el árbitro Mariano Gómez hizo sonar su silbato, para mover del medio, fue muy poco lo que le costó al dueño de casa abrir el marcador, apenas las agujas habían caminado por espacio de un minuto y medio, cuando roba Alonso, la cede para Piccirillo, el mismo volante se hace el hueco para que el talentoso delantero le coloque la pelota delante las narices del buen arquero y capitán Cerella como último obstáculo, entonces Alonso no falla y con exquisita definición manda la pelota al fondo  de la red, y el primer grito grande de la tarde, cuando apenas se estaban acomodando.

El partido pintaba para bueno. El chiquilín Barros empezaba a tomar contacto con el balón, valiente y pícaro encaraba a cuanto rival se le cruzara. Apenas 4’ encara por el medio, levemente inclinado por derecha, saca un remate que besa el palo izquierdo de Bartoletti y se va afuera. Empezaba a avisar el diminuto volante.

Pero la visita dependía pura y exclusivamente de lo que podría originar el “10”, la pelota debía pasar indefectiblemente por sus pies.

Por lo pronto el local, fiel a su estilo, con la ventaja en su favor, sin desesperarse, porque es algo que nunca hace, esta vez no arriesgaba tanto en defensa, y movía los hilos conductores por medio de Alonso (una de las figuras), Cabral y el acompañamiento incansable de Solares. López por izquierda subía siempre, tuvo en su botín izquierdo la oportunidad de ampliar, cuando saca un violento remate que se va cruzado, apenas desviado. O cuando Iparraguirre increíblemente debajo del arco, levanta la pelota, cuando solo había que empujarla al gol.

Un par de tiros libres favorables al equipo vestido de blanco, que Barro no pudo darle buen destino a su exquisita pegada y el primer tiempo que se fue con la mínima diferencia en favor de los de González.

A la vuelta del descanso, decididamente parado el roji-negro en terreno rival, no se conformaba con la ventaja y fue por más, y lo conseguiría cuando un milimétrico pelotazo para el ingreso del flaco Starna que enfrenta a Cerella que achica, no se inmuta el juvenil delantero para con remate bajo, salga gritando locamente el segundo gol, sin medir consecuencias, trepado al alambrado, celebrando con los suyos, sin acordarse de que tenía amarilla, entonces al árbitro Gómez no le queda otra opción que mostrarle el segundo acrílico amarillo y mandarlo a las duchas, festejo y desazón por la expulsión.

Alsina, no obstante la inferioridad numérica siguió moviendo el balón, control y cambio de ritmo, a los 16’ quién ve la segunda amarilla es el central Bartoliche en Peña y entonces ambos con 10.

La visita sintió el impacto del segundo gol, la expulsión de su jugador, pero daba la impresión que también el desgaste, el calor y el trámite hicieron mella sobre los castigados cuerpos de sus jugadores. El local se notaba mucho más entero, entonces con el ingreso de Planté bien de punta para acompañar a Piccirillo, comenzó a pagar con goles, a los 24’ gran habilitación del capitán nro. 10, Planté adentro, era el 3 a 0. La defensa jugando en línea, muchas ventajas, entonces a los 38’ otra nueva habilitación para Planté, el segundo de su cuenta personal, el 4 a 0, y a esta altura ya era un monólogo. El experimentado Cerella salvaba las papas, y la catástrofe, tapa un gran mano a mano, luego vuela ante un cabezazo, pero ya las camisetas rojas y negras entraban por todos lados. Cuando el partido parecía morirse en el último minuto, una nueva habilitación para Planté, apresurado y brusco cierre del central Cerella que engancha al ingresado delantero dentro del área, penal y una nueva amarilla que implica también la expulsión del otro central.

Piccirillo se hace cargo de la ejecución fuerte abajo a la derecha de Juan Marcelo Cerella que va al otro y el 5 a 0 que evidenciaba la superioridad, sobre todo en el complemento que fue predominio casi absoluto del equipo “tifonero”.

Se apiadó Mariano Gómez, inmediato a la ejecución del penal, hizo sonar su silbato, decretando el final, desatando la algarabía de jugadores, cuerpo técnico compartiendo la alegría con su gente que colmó cada rincón de su sector.

A Alsina se le notó claramente el hambre de gloria, de sacarse este gran karma de encima, que significa no haber podido levantar aún ninguna Copa Regional. Está ante la gran chance histórica, lo separan solo 90’, pero depende de ellos mismos, no relajarse, respetando al rival, porque en el fútbol nunca está dicha la última palabra.

FORMACIONES Y ESTADISTICAS

ALSINA (5)

Bartoletti, Espinaso (Tobal), López, Cañón, Cabral, Guidi, Alonso, Solares, Starna, Piccirillo © e Iparraguirre (Planté).

SUPL.: Yanquelén, Costa y Serraiti

D.T.: Luis González

 

PEÑA LA DOCE (0)

JM Cerella ©, L. Cerella, López, Ponce (Ortega), Delaudo, Bartoliche, Contti (A. López), Pelarda, Frezzotti (Arce), Barro y Olavarriaga

SUPL.: Carrano y Díaz

DT.: Diego Ortega

 

ARBITRO: Mariano Gómez

LINEAS: P. Fernández y P. Postigo

 

GOLES: PT. 2’ Alonso. ST. 7’ Starna, 24’ y 38’ Planté y 45’ Piccirillo –p- (A)

INCIDENCIAS: ST. 7’ exp Starna (A), 16’ Bartoliche y 44’ L. Cerella (P)

 

                 

IMAGENES